martes, 2 de noviembre de 2010

Aspectos Básicos

La Narración



TEORÍA SOBRE EL PUNTO DE VISTA EN LA NARRACIÓN

El punto de vista es el ángulo de visión que adopta el narrador para contarnos su historia. Por eso se habla también de focalización: el punto óptico del narrador se convierte en un foco desde el que se irradia la acción.
La diferencia principal para clasificar los tipos de narradores proviene del hecho de que éstos estén o no dentro de la acción que narran: si está dentro de la narración, entonces el narrador es un personaje de la historia; si por el contrario está fuera de la acción, no aparecerá en ningún caso como personaje.
Tipos de narrador:

Narrador interno 
Narraciones en primera persona

Desde el momento en que el narrador está dentro de la acción, la selección de lo que se cuenta es lógica: todo aquello en lo que no haya participado ese "yo", tampoco debe entrar en la narración (a no ser que alguien se lo cuente, claro...) La elección está en decidir si el narrador será protagonista o testigo. Veamos las características de cada uno:

Narrador-Protagonista
El protagonista nos cuenta con sus propias palabras lo que siente, piensa, hace u observa. La acción del relato es la historia de ese personaje y todos los personajes menores existen a través de ese narrador-protagonista. Si se dedica a contar sólo lo que ve y hace, la narración será objetiva; si además emite sus pensamientos, sentimientos y elucubraciones, la narración será interna y subjetiva.

Narrador-Testigo
En este caso, el narrador queda en las márgenes del relato, es decir, no es el protagonista sino un personaje secundario que nos cuenta las andanzas de ese protagonista.
Esta forma de narrar no nos da acceso a la vida interior del protagonista más que de forma limitada. El narrador testigo no puede referirnos lo que piensa o siente sino a través de las imágenes, y nunca a través del flujo mental del protagonista, puesto que no está dentro de él. A veces este testigo no participa siquiera en la acción, sino que la cuenta o la lee en cartas.

Narrador Externo 
Narraciones en tercera persona

Narrar en tercera persona presupone que el narrador no va a intervenir en la acción. No existe como personaje, la narración discurre por sí sola sin que el yo intervenga. En este caso también tenemos dos opciones:

Narrador Omnisciente.
Este tipo de narrador es dios en el microcosmos de la acción que se cuenta. Lo sabe todo: el principio y el final de la historia, lo que los personajes sienten, piensan y hacen, lo que deberían haber hecho y no hicieron, lo que soñaron, lo que recuerdan, lo que olvidaron y lo que desean y odian. Es un dios que penetra en la conciencia de los personajes y desvela los escondites de su personalidad.
Dentro de este tipo de narradores está el alter ego. Que sólo sabe lo que piensa y siente el/ la protagonista. De los demás sólo sabe lo que el protagonista ve, escucha o piensa de ellos.

Narrador deficiente:
Podemos seguir a los personajes donde vayan, observar sus gestos y sus reacciones, saber de sus lágrimas, gritos, palideces y rubores, pero será el espectador quien interprete las emociones de los personajes y no el narrador. Podemos tener conocimiento de sus actos, de lo que dice, pero nunca penetrar en su mente o saber lo que han soñado esa noche.
El narrador deficiente deja de ser un dios, es paralelo al narrador-testigo pero, a diferencia de él, no es un personaje y por tanto, no está presente en la acción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada